Por @Wicho — 2 de Julio de 2007

Antonio, repasando su colección de Muy Interesante, se encontró con esta proposición de Pedro G. Gans en la desaparecida sección ¡Qué idea! de la revista:

Librordenador por Pedro G. Gans

Como me decía Antonio, ahora cualquiera identificaría este aparato con un portátil, pero es que esta idea fue publicada en el número 34 de la revista… de marzo de 1984, cuando los ordenadores eran más portables que portátiles.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear