Por @Alvy — 25 de Mayo de 2008

Todo lo que tiene que ver con la Singularidad Tecnológica es a la vez tan fascinante como controvertido, un caso interesante de «futurología» muy entretenida para los que les guste dejar volar la imaginación respecto a los avances de la técnica, la inteligencia artificial y todo eso.

Hoy me encontré con Starting into the Singulairty que es viejo documento donde se hacen algunos curiosos razonamientos al respecto:

Si la potencia y velocidad de computación se duplica cada dos años, ¿qué sucederá cuando sean inteligencias artificiales las que realicen las investigaciones y desarrollo al respecto? (...)

  • La velocidad de cálculo se duplica cada dos años.
  • La velocidad de cálculo se duplica cada dos años de trabajo.
  • La velocidad de cálculo se duplica cada dos años subjetivos de trabajo.
Por tanto, dos años después de que las inteligencias artificiales alcancen la equivalencia humana, su velocidad de cálculo se duplicará a partir de entonces al cabo de solamente un año, luego al cabo de seis meses, tres meses, un mes y medio... Singularidad.

El artículo contiene mucha más información y detalles al respecto; el libro clásico sobre este tema es The Singularity Is Near: When Humans Transcend Biology de Ray Kurzweil, que sólo comencé a hojear pero todavía no he leído completo. Es una vasta obra que debe leerse con cierta precaución y teniendo en cuenta que todo es una mera hipótesis de cierta corriente de pensamiento y que aunque prensenta muchos datos hay quien duda de que sean aplicables a la idea general.

En el vídeo de la conferencia The Singularity Summit, que se celebra en Stanford, en la que Douglas Hofstadter (el de Gödel, Escher, Bach) le metía una caña a Kurzweil impresionante pero de forma elegante y amable, Apuntaba Hofstadter que la mayor parte de los datos que presenta Kurzweil en su obra no tienen una base demasiado firme, están sacados de contexto, son difícilmente extrapolables al futuro o se realizan «saltos en los razonamientos» difícilmente justificables. A Hofstadter le gustaba mucho la hipótesis de la Singularidad Tecnológica en un principio, pero con el tiempo se volvió un tanto escéptico.

Algo más sobre esto aquí: Is the Singularity Near?

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear