Por Nacho Palou — 13 de Diciembre de 2006

Aunque no utilizo Windows XP más que para lo imprescindible (básicamente, comprobar HTML y CSS) sí que debo reconocer que el software Parallels, que permite ejecutar Windows sobre ordenadores Mac con procesador Intel, es de los programas que más gratamente me ha sorprendido en los últimos tiempos, tanto por lo que hace como sobre todo por lo bien que lo hace.

De modo que hace unos meses compramos un par de licencias y desde entonces algún que otro PC ‘auténtico’ ha desaparecido de la mesa de trabajo. Hasta ahora Windows XP corriendo sobre Parallels podía visualizarse de dos modos: a ventana completa o en una ventana de aplicación —como cualquier otra aplicación de Mac OS X. A estas dos y desde ahora se añade otro modo si cabe más interesante que los dos anteriores llamado “Coherence” que ejecuta directamente aplicaciones Windows en ventanas individuales dentro del entorno del OS X; y lo hace bastante bien, sin apenas pérdidas de rendimiento ni extraños con los gráficos ni dada de eso.

Parallerls Coherence Mode

Como efecto curioso, sí ocurre que si estás en una aplicación de Mac durante el tiempo suficiente para que el PC active el salvapantalla éste aparece como fondo de escritorio del Mac (por detrás de las aplicaciones), aunque obviamente en Parallels no tiene ningún sentido que tener el salvapantallas activado en Windows.

Tómese esta anotación como un primera impresión después de jugar un rato con una versión beta (gratuita para prueba) sin exigir demasiado. Aunque si tienes un Mac con procesador Intel Parallels es una de las mejores inversiones que puedes hacer en software, ya que por apenas unos pocos euros tienes el equivalente a un PC digno con Windows XP, aunque sólo sea para utilizarlo esporádicamente o para asuntos concretos.

Hay más al respecto en Hack Attack: How to run Windows and Mac apps side-by-side with Parallels.

(Vía Pixel y Díxel.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear