Por @Alvy — 16 de Junio de 2011

Para salivar: un iMac abriendo todas las aplicaciones del sistema a la vez, excepto un par de las pequeñas porque arrancan a pantalla completa. La clave es el disco SSD de 256 GB incorporado; aparte de eso se trata del iMac versión Intel Core i7 de 3,4GHz.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear