Por @Wicho — 15 de Octubre de 2010

Después de que en los últimos años se hayan construido distintas partes de ella y comprobado su funcionamiento en el MundoReal™, parece claro que la máquina analítica de Charles Babbage podría haber sido el primer ordenador de la historia.

Sólo que a mediados del siglo XIX, lo que sin duda habría cambiado bastante la historia, como en la novela La máquina diferencial.

Pero ya sea porque la tecnología de la época no estaba a la altura, porque Babbage era un perfeccionista que no acababa nunca de retocar los planos de construcción de la máquina, porque no se llevaba del todo bien con el mecánico que se encargaba de intentar plasmar sus ideas en piezas, porque los políticos de la época no supieron entender la importancia de una máquina así, o más bien por una combinación de todo eso y alguna cosa más, la máquina analítica nunca llegó a ser construida.

Sin embargo esto no parece importarle mucho a John Graham-Cumming, el mismo que puso en marcha la campaña para conseguir una disculpa del gobierno británico a Alan Turing, que ha lanzado un proyecto para, por fin, construir una de estas máquinas: Plan 28: Project to build Charles Babbage's Analytical Engine.

Para ello, tiene previsto dar estos pasos:

Uno de los planos de Babbage

  1. Digitalizar y hacer públicas en formato electrónico todas las notas y planos de Charles Babbage relacionados con la máquina diferencial y la máquina analítica.
  2. Estudiar todos estos planos para descifrarlos y ver cuales forman un diseño completo de la máquina.
  3. Construir una simulación por ordenador en 3D que sirva para demostrar que el diseño funciona.
  4. Finalmente, construir la máquina analítica y donarla a un museo del Reino Unido.

Se antoja un empeño complicado, para el que necesita que al menos 50.000 personas se comprometan a donar 10 dólares, libras o euros para financiar las 400.000 libras que estima que necesitará, y aún van sólo algo más de 2.600.

Pero sin duda sería toda una pasada poder ver uno de estos cacharros en funcionamiento.

(Telegraph, vía blastr y Neatorama).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear