Por Nacho Palou — 10 de Febrero de 2014

Paul Thurrott en What the Heck is Happening to Windows?

Lo cierto es que el Windows 8.1 Update 1 no es precisamente una actualización trascendental, y aunque trae muchos pequeños cambios en Windows tampoco añade ninguna característica importante [...] Anteriormente dije de Windows 8.1 que era una disculpa, un intento por mejorar Windows en lo posible un año después de su salida — haciendo que el entorno Metro fuera más amigable para los usuarios de tabletas y que el escritorio a su vez también fuera más amigable para los usuarios de ordenadores convencionales. En este sentido Windows 8.1 es «un éxito» pero sólo en relación con la necedad de su predecesor. Windows 8.1 no resuelve el hecho de que no se trata de un único sistema operativo; porque son dos sistemas operativos en uno, la versión móvil y la versión de escritorio, unidos de forma poco natural, como el monstruo de Frankenstein.

Vía @newsycombinator.

gran-lebowski-meme-windows.jpeg

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear