Logo Lainformacion.com
< Estamos programados
Mirando fijamente al punto negro las manchas de colores desaparecen >

¡Bip! ¡Bip! 42 episodios de ‘El Coyote y el Correcaminos’ en YouTube

Rato de diversión garantizado: 42 episodios de ‘El Coyote y el Correcaminos’ en YouTube.

Wile E. Coyote and Road Runner

Creados por Chuck Jones en 1949, los dibujos de El Coyote y el Correcaminos (Wile E. Coyote and the Road Runner) son una parodia de los clásicos animados tipo Tom y Jerry o Silvestre y Piolín; su creador se inspiró en el libro “Roughing It” de Mark Twain, en el que hacía notar que un coyote lo suficientemente hambriento podría dar caza a un correcaminos.

Las sencillas pero inquebrantables reglas del juego persecutorio, a modo de los diez mandamientos de la serie de animación:

  1. Correcaminos nunca puede hacer daño al Coyote excepto haciendo “¡Bip! ¡Bip!”
  2. Ninguna fuerza externa puede hacer daño al Coyote: sólo su propia ineptitud o el fallo de los productos Acme.
  3. El Coyote podría detenerse en cualquier momento: SI no fuera un fanático. (Repite: "Un fanático es alguien que redobla sus esfuerzos cuando ha olvidado su objetivo." George Santayana.)
  4. No hay diálogo, nunca; excepto "¡Bip! ¡Bip!"
  5. Correcaminos tiene que mantenerse en el camino; más que nada porque es es un Correcaminos.
  6. Toda la acción se debe restringir al habitat natural de los dos personajes: el desierto del sudoeste americano.
  7. Todas las herramientas, armas o utensilios mecánicos deben pertenecer a la corporación Acme.
  8. Siempre que sea posible, hay que hacer que la gravedad sea el mayor enemigo del Coyote.
  9. El Coyote se siente siempre más humillado que herido por sus fracasos. Fácil de decir.
  10. La simpatía de la audiencia debe permanecer con el Coyote.

De Looney Tunes: El Coyote y Correcaminos.

(Vía Metafilter.)