Por Nacho Palou — 13 de Agosto de 2002

El algoritmo de cifrado Solitaire (Solitario) diseñado por Bruce Schneier para la novela Cryptonomicon, de Neal Stephenson se basa en una tecnología tan aparentemente simple como lo es una baraja de cartas, pero permite cifrar textos de manera [relativamente] compleja y segura de modo que sólo el destinatario, conocedor de la clave, podrá leer el contenido del mensaje --aunque se conozca el método de cifrado utilizado.

Diseñado para que sea sencillo y fácil de realizar a mano, incluso mentalmente y sin necesidad de utilizar software ni ordenador si la cantidad de texto a cifrar no es muy grande, el algoritmo de cifrado se obtiene moviendo las cartas del mazo siguiendo una serie de pasos según la clave. Combinando los resultados con el documento a cifrar se obtiene el mensaje cifrado, y repitiendo el proceso inverso el mensaje en claro. La clave está constituida por la disposición inicial de las 54 cartas de la baraja de póker (52 cartas más dos comodines), por lo que su fortaleza aparente equivale a un cifrado de 236 bits.

El artículo de Bruce Schneier en el que explica cómo funciona está disponible en español y el original en inglés incluye el código fuente y enlaces.

En España, el libro ha sido recientemente publicado por Ediciones B con el título Criptonomicón y editado en tres volúmenes con los títulos Criptonomicón I. El Código Enigma, II El Código Pontifex (nombre que recibe el algoritmo de cifrado en la novela para no revelar que se basa en una baraja de cartas) y III El Código Aretusa. Cada tomo, de unas 350 páginas, puede adquirise al precio aproximado de 17,50€. Recibió el Premio LOCUS 2000 y se considera libro de culto de los hackers.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear