Por Nacho Palou — 30 de Junio de 2010

¿Nunca has sabido hacer una pajarita de papiroflexia? Fin del problema: científicos del MIT han desarrollado unas láminas de fibra de vidrio que se pliegan solas para formar cualquier figura de origami, incluyendo la dichosa pajarita.

Cada lámina tiene menos de medio milímetro de grosor y dispone de una estructura formada por unas finas gomas elásticas junto con una serie de hilos metálicos -del grosor de un cabello humano- que cambian de forma cuando se les aplica una pequeña corriente eléctrica. "Activando" los hilos adecuados la lámina adoptará formas distintas.

(Fuente ZDNet.)

Compartir en Facebook  Tuitear