Por @Alvy — 25 de Enero de 2006

Kottke cerró hace tiempo los comentarios de su blog. Ayer explicó de nuevo por qué y recordó que algo parecido ha sucedido en otros blogs como Kaus Files y hace ya tiempo, Boing Boing. El blog del Washington Post también cerró los comentarios recientemente.

High Volume Flow – Este weblog lo lleva una única persona, y aunque trabajo en él a tiempo completo, no tengo la capacidad suficiente como para gestionar todos los hilos de conversación. Las «labores de jardinería de comentarios» (como yo las llamo) son muy duras si quieres mantener un nivel adecuado en las discusiones. Como dijo Xeni [Boing Boing], todas las soluciones actuales tanto técnicas como a nivel de experiencia de usuario son malísimas. Aprobar comentarios, registrarse, moderación tipo Slashdot… todas tienen sus problemas (…) Me encantaría tener comentarios y sé que también le gustaría a mis lectores. Pero por ahora creo que mejor emplearé mi tiempo en concentrarme en otros aspectos del weblog y sólo los abriré cuando crea que alguna anotación se pueda beneficiar de ello.
Poco después, Kottke hizo un experimento: abrió de nuevo los comentarios durante unos días y anotó la experiencia de forma detallada en una especie de mini-diario: Comment gardening log. Allí se ve el registro en tiempo real de las «labores de jardinería» que tuvo que hacer los trolls, los despistados, los insultos, los borderlines, los fuera de tema, el cierre progresivo de anotaciones, etc. En un momento dado, estaba dedicando casi la mitad de su tiempo al cabo del día a gestionar las conversaciones. Y eso que como decía él mismo, se dedica a tiempo completo a su blog, dado que vive de ello.

Y, naturalmente, me quedo con la frase del final:

[Esas son las razones] (…) Pero no podéis ni imaginar las razones tan peregrinas que he oído sobre por qué están cerrados los comentarios en kottke.org. La mayor parte son variantes del tipo «Todos los grandes bloggers tienen los comentarios cerrados porque son demasiado vanidosos y se consideran superiores, no les importa lo que quiera decir los lectores, qué bastardos arrogantes. No soportan que la gente esté en desacuerdo con ellos» y similares.

Actualización: Enrique Dans escribe sus impresiones sobre ese mismo post de Kottke: Más sobre blogs y comentarios.

Actualización (27 de enero de 2005): Una interesante lista en Blogs, comentarios y legisladores, donde se apunta a blogs de senadores norteamericanos que tienen comentarios abiertos o cerrados. Un punto interesante que allí se comenta y que se aplica a lo del Washington Post es que hay una verdadera diferencia entre el caso de un medio de comunicación, o un senador (ambos tienen tiempo, dinero y recursos para gestionar los comentarios de la forma más conveniente, si realmente quieren tenerlos) y un blog como Microsiervos: un proyecto personal a modo de hobby, donde el tiempo que queremos dedicar a «las labores de jardinería» es muy limitado, y preferimos dedicarlo a otras cosas, como ya explicamos en su día.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear