Por @Wicho — 17 de Noviembre de 2008

A pesar de las dos noches de intenso programa social con la Ruta de la Tapa y el III Beers & Blogs Nacional había bastante gente el domingo a las 10:30 de la mañana en el salón de actos para ver qué se contaba en la mesa titulada Publicidad: viejos y nuevos formatos con Olga Palombi de Social Media SL y Javier Tallada de TFM TAPSA, mesa moderada por Juan Luis Polo de Territorio Creativo.

Es cierto que Olga jugaba como quien dice en casa, con lo que enseguida se convirtió en la clara favorita del público y del Twitter, pero las cosas que iba diciendo Javier Tallada no hacían sino ponérselo más fácil.

Yo me quedaría quizás con aquello que dijo de que las agencias de publicidad existen desde hace 150 años y que aún estaban aquí, con lo que seguirían estándolo en el futuro… Algo parecido a lo que hubieran podido pensar los dinosaurios, que «rularon» la Tierra durante millones de años hasta que ¡wham! un meteorito acabó con ellos.

Hay una crónica más detalla en Publicidad: viejos y nuevos formatos a cargo de Espe Recio, pero quedó bastante claro que las agencias tradicionales tienen que ponerse ya las pilas porque las reglas del juego han cambiado radicalmente; también comentan esta mesa Wilhelm Lappe y Fernando Polo (sí, de los mismos Polo) en ebe08: publicidad y nuevos medios y Publicidad, nuevos y viejos formatos, en EBE'08 respectivamente.

La mañana siguió con la charla de Luis Suárez en la que nos explicó como en un momento dado tomó la decisión de eliminar el correo electrónico (con algunos matices) y sustituirlo por otras herramientas, algo que en una empresa como IBM puede ser posible pero que suena un tanto a ciencia ficción en la inmensa mayoría de las empresas españolas; la comenta en detalle Gonzalo Martín en El hombre que mató al correo electrónico.

El broche final al EBE08 lo puso un genial Hernán Casciari con Una charla sobre la muerte de los blogs, que comenta Javier Duró en Hernán Casciari nos lleva a la tumba.

Un año más José Luis Antúnez, Benito Castro y Luis Rull se han salido del mapa con la organización del evento, se merecen todas las felicitaciones que reciben y alguna más.

Una vez más lo mejor ha sido el volver a reencontrarme con un montón de amigos y conocer a un montón de gente nueva; el mayor problema, toda vez que esta año la WiFi funcionó como un tiro, fue conseguir tiempo para poder hablar con todo el mundo.

El año que viene repito, sin duda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear