Logo Lainformacion.com
< Aterrizaje de emergencia en un Boeing 747 despresurizado, grabado por
Maicena sobre un subwoofer >

Julio Alonso vs SGAE en Enredados

Al estar de viaje no había tenido la oportunidad de escuchar Enredados 2x30, en el que a partir de la anotación Julio Alonso pierde el juicio contra la SGAE en primera instancia el propio Julio, Chiqui de la Fuente, Jesús Javier Pérez y Javier F. Barrera hablan del tema:

Descargar | Feed | iTunes

Pienso que en el programa queda claro de lo que se trata el asunto, pero después de una conversación sobre el tema en el MundoReal™ con dos personas cuya opinión respeto, he pensado que a lo mejor conviene aclararlo también en una anotación para quienes no lo hayan escuchado o no lo vean del todo claro.

No se trata de defender el que cualquiera, amparándose en el anonimato que ofrece Internet, pueda insultar a otro impunemente sin temor a las consecuencias, sino de dilucidar si y en qué circunstancias el autor de un blog o el administrador de un foro o similar puede ser considerado responsable de estos comentarios aunque no los haya escrito él.

Es, por poner un ejemplo más del MundoReal™, como si una operadora de telefonía pudiera ser considerada responsable de que uno de sus abonados utilizara un teléfono de prepago para insultar o acosar a otro.

Es fácil argumentar que sería imposible para la operadora en cuestión controlar lo que hacen todos sus usuarios, pero lo mismo puede suceder en Internet en un blog, un foro, o cualquier otro espacio en el que la gente pueda escribir libremente.

Incluso es fácil también imaginar que alguien que quiera meter en problemas a otra persona podría dejar un comentario anónimo en el blog de esta persona blog insultándose a sí mismo y acto seguido denunciar al autor del blog en cuestión sin que a este le de tiempo a reaccionar.

Y también puede suceder que no haya voluntad de arreglar las cosas de manera lo más amistosa posible, pues cabe recordar que en el caso de la Frikipedia la primera noticia que los administradores de esta tuvieron de la SGAE fue mediante la correspondiente denuncia que llevó a un juicio que en principio han perdido, sin que la entidad se pusiera en contacto con ellos antes para intentar arreglar las cosas de una forma lo más amistosa posible.

E incluso en casos como el de Alasabrricadas vs Ramoncín, en el que los responsables de Alasbarricadas retiraron los comentarios en cuanto tuvieron conocimiento formal de la petición, ha habido sentencias condenatorias, a pesar de que el Ministerio Fiscal reconoció en el juicio que estos habían actuado con diligencia al retirarlos, como se puede leer en Responsabilidad civil subjetiva, LSSI y las orejas del lobo.

Es cierto también que en el caso de Julio frente a la SGAE este tenía un conocimiento de lo que estaba pasando porque la SGAE ya se había puesto en contacto con él, lo que sin ser abogado supongo que jugó en su contra en el juicio, pero hay que recordar que la intención original de la SGAE era que Julio retirara la anotación SGAE = ladrones, algo a lo que Julio se negó, aunque se mostró dispuesto «a limar alguna cosa que les molestase».

Esto no fue suficiente para la SGAE, que tal y como se puede leer en ¡Demandado por la SGAE! propuso a Julio modificar la anotación para «presentar a la SGAE como víctima de una conspiración injusta en su contra», algo a lo que él se negó y que desembocó en esta demanda y juicio en el que mediante un uso en mi opinión torticero del sistema legal la SGAE intenta usar a Julio como ejemplo para amedrentar a otros, que se cuidarán de lo que escriben o de lo que dejan escribir a la gente en sus blogs, foros, o similares.

Y eso es precisamente lo que acaba de pasar con *gonzolog y Vocento tal como comenta el propio Julio en Gana 3 juicios y 997 se autocensurarán.

Como explica dr gonzo en Mi primera amenaza judicial, chispas él mismo ha decidido prudentemente y de forma perfectamente comprensible vistos los precedentes eliminar los comentarios de la anotación Sornajobs I: Vocento mediatrader a causa de un documento conminatorio recibido de los abogados de Vocento, por si las moscas… o por si las demandas y juicios.