Por @Alvy — 2 de Enero de 2006

Estoy haciendo la típica limpieza de feeds dinosaurios para empezar el año más ligero. Al hacerlo he caído en la cuenta de que una de las cualidades de los buenos weblogs, los que se mantienen con el paso del tiempo, es la perseveracia. Gente que escribe todos los días, o todas las semanas, sobre un tema -el que sea- de forma periódica y consistente. Hay quien pone una foto todos los días, hace un resumen semanal, numera las anotaciones. Algunos llevan literalmente años haciéndolo así, sin fallar nunca. Eso es perseverancia. Algo predecible y agradable de encontrar cada día. La perseverancia demuestra que para el autor lo que publica en su blog es algo importante. Le supone cierta disciplina y sacrificio probablemente. Eso se transmite sin duda a quien lo lee. La situación contraria son todos esos weblogs caóticos, que «mueren» abandonados y dejan de tener interés precisamente por su falta de perseverancia. El autor es incapaz de cumplir las mínimas tareas que se ha planteado a sí mismo. Normalmente es el típico voy a escribir algo todos los días. En la lista de dinosaurios había unos cuantos «prometo escribir más», proyectos caídos en el olvido desde hace más de seis meses, páginas que no eran realmente importantes ni para los propios autores. Al final las cosas que se cuentan en un blog pueden ser más o menos interesantes. Pero la propia perseverancia del autor es algo que hace a un blog sin duda interesante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear