Por @Alvy — 13 de Enero de 2009

La extraña historia del piloto que sobrevivió colgado fuera de la cabina

¿Qué ocurre cuando no se aprietan correctamente los tornillos de un avión comercial? cuenta una espectacular historia sucedida en 1990. Debido a que alguien usó un tornillo inadecuado en un BAC 1-11 de Bristish Airways el parabrisas de la cabina saltó por los aires a 15.000 pies de altura, «succionando» al piloto. Increíblemente, quedó medio inconsciente, sujeto por parte por los correajes que atraparon sus zapatos, en el exterior de la cabina.

Tim Lancaster, que era su nombre, sobrevivió sorprendentemente a pesar de pasar un buen rato con un viento de unos 630 kilómetros por hora a a 17 grados bajo cero azotándole en el cuerpo. El otro piloto bajó el avión a 30 metros por segundo, sin radio, situándose a unos 5.000 pies y reduciendo la velocidad a 300 kilómetros hora, para finalmente aterrizar en condiciones de emergencia.

El afortunado comandante de la nave tardó seis meses en recuperarse, pero volvió a volar. Hay un documental en vídeo de National Geographic, llamado Explosión en la cabina donde se recrea la rocambolesca historia.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD