Por Nacho Palou — 13 de Noviembre de 2012

Stanford creates touch-sensitive, conductive, infinitely-self-healing synthetic skin,

Investigadores de la Universidad de Stanford han desarrollado la primera piel sintética, de plástico, que es conductora de electricidad, sensible al tacto (distingue cambios de presión y temperatura) y capaz de auto repararse repetidamente a temperatura ambiente.

Su aplicación más inmediata está en prótesis inteligentes y sofisticadas. También podría utilizarse en dispositivos electrónicos, e incluso como opción para reemplazar las huellas dactilares o cualquier otra parte de piel humana.

Reemplazar las huellas dactilares y poder seguir utilizando pantallas táctiles, se supone.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Mala ciencia: No te dejes engañar por curanderos, charlatanes y otros farsantes

EUR 9,45

Comprar


La cuestión vital: ¿Por qué la vida es como es?

EUR 13,29

Comprar


Decoding the Universe: How the New Science of Information Is Explaining Everything in the Cosmos, from Our Brains to Black Holes

EUR 12,21 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección