Por Nacho Palou — 18 de Mayo de 2018

Aunque el movimiento vanlife (vivir en el coche, normalmente en una furgoneta que es más espaciosa) no es algo nuevo, rara vez el vehículo utilizado como vivienda es un coche eléctrico. Y más rara vez ese coche eléctricos es un Tesla Model X.

Este tipo, Nico Nevolo, dejó a finales del año pasado su puesta de trabajo en la compañía Tesla para irse a vivir a un Tesla Model X. No tanto para liberarse de los altísimos precios de los alquileres en la zona de la bahía (después de todo un Model X cuesta unos 100.000 dólares) sino más bien para “experimentar la vida de otro manera que creo que me está dando más felicidad”, explica en Inhabitat.

Nevolo cuenta en el vídeo algunos de los pormenores de vivir en el coche, en general y en un coche eléctrico en particular. A pesar de echarse la libertad de movimiento por bandera lo cierto es que con un coche eléctrico tiene cierta limitación por mantenerse cerca de los puntos de carga de Tesla, al menos si quiere cargar el coche gratuitamente.

* * *

Este otro tipo (vía Electrek) ha preparado su Model X para circular por tierra con eficacia y estilo, con llantas offroad y neumáticos de barro.

No será el primero que utiliza su Model X para circular fuera del asfalto y probablemente es el coche eléctrico más adecuado de los disponibles; siempre y cuando no te importe demasiado que pueda acabar un poco perjudicado. Ya sabes lo que dicen: las rocas acaban arrancando del coche todo los que es innecesario.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear