Por Nacho Palou — 2 de Febrero de 2016

Investigadores del centro alemán aeroespacial (DLR) han logrado posar un vehículo volador no tripulado sobre el techo de un vehículo en marcha moviéndose a 75 km/h.

El aterrizaje lo realiza el dron de forma autónoma guiándose por unos códigos visuales situados sobre el techo del vehículo que las cámaras del dron pueden ver y seguir en movimiento; a partir de ahí el método es un poco primigenio: cuando el dron detecta que está correctamente situado —sobre la marca y a la velocidad y altura adecuadas— corta el gas y el aparato simplemente se deja sobre la red. Pero los comienzos siempre son así.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Astrophysics for People in a Hurry

EUR 9,99

Comprar


Pattern Recognition and Machine Learning

EUR 73,79

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección