Por Esther — 29 de Enero de 2009

Limpieza de agua contaminada por hidrocarburos. Fuente: Madridmasd
Limpieza de agua contaminada por hidrocarburos. Fuente: Madrimasd

La dieta del Cladophialophora immunda, un nuevo hongo descubierto hace poco, es deliciosa: de primero, hidrocarburos aromáticos como el benceno; de segundo, tolueno y de postre, líquidos malolientes como el estireno. Elementos muy tóxicos y contaminantes que se usan en cantidades industriales para elaborar combustibles, disolventes y múltiples productos químicos.

En el 2001, el doctorando Francesc Prenafeta, ahora investigador del Giro centro tecnológico aisló una cepa capaz de crecer tan sólo con tolueno como fuente de energía. Ocho años después, a partir de allí, el CBS Fungal Biodiversity ha confirmado que se trata de una nueva especie del género Cladophialophora (familia Herpotrichiellaceae). La han bautizado como Inmunda, por su alta resistencia a la contaminación y el hallazgo se ha publicado en la revista Studies in Micology.

De hecho, estos hongos, llamados popularmente Levaduras negras, son extremófilos: viven en condiciones extremas de salinidad, radiciación y temperatura, pero se sabe muy poco sobre su hábitat natural.

Los investigadores creen que el Inmunda será muy útil en técnicas de biorremediación para descontaminar suelos y acuíferos.

(Vía Plataforma Sinc.)

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD