Por Nacho Palou — 13 de Octubre de 2009


Ver vídeo en tve.es

Tan impresionante como triste: las Tablas de Daimiel se queman por dentro, con incendios subterráneos, difícilmente visibles desde la superficie, causados por la autocombustión de la turba -una masa similar al carbón vegetal, resultado de la acumulación de material orgánico durante miles de años.

Un insólito incendio subterráneo azota las Tablas de Daimiel - Cuando el suelo se seca, la turba pierde agua, se encoge y agrieta el terreno. El aire comienza a circular por los huecos. Y la turba, formada en ausencia de oxígeno, comienza a oxidarse y se calienta. Cuando supera cierta temperatura entra en autocombustión, arde sola bajo el suelo. La autocombustión no es más que la oxidación a toda velocidad.

El artículo, publicado ayer en El País, recogía declaraciones en las que se expresaba la urgencia de inundar el parque para tener alguna posibilidad de salvarlo. Hoy, sin embargo, el Ministerio de Medio Ambiente ha admitido que el daño en las Tablas "es irreversible", al haber alcanzado un punto de no retorno en su conservación.

Se cree que lleva ardiendo desde el pasado mes de mayo, en un incendio que podía durar años como sucede con el subsuelo de Centralia, en Pensilvania (EE UU), que lleva ardiendo de forma similar desde hace casi 50 años, aunque en este caso se trata de una veta de carbón situada bajo la ciudad, sin posibilidad de ser inundada.

El daño causado a los humedales de Las Tablas de Daimiel está causado principalmente por la conversión del suelo pantanoso y encharcado del parque en terrenos de cultivo y por la extracción del aguna subterránea mediante pozos legales e ilegales.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD