Por @Alvy — 9 de Abril de 2008

¿Sabéis? Fue San Benito el que escribió el libro sobre las virtudes monásticas: obediencia, pobreza, castidad… Y fue esta última, la castidad, la que le hizo bastante infeliz. Parece que no podía sacarse de la cabeza a cierta chica de su pueblo. Y en una ocasión, cuando su deseo por ella era tan enorme, se saltó la tradicional ducha fría. En su lugar se quitó la ropa y se tiró desnudo a unas zarzas. Se revolcó en las espinas hasta que su piel se desgarró y sangró. Eso es compromiso.

– Chris Stevens desde la K.OSO (Doctor en Alaska, 1990)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


La guerra de los mundos

EUR 0,47 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Wernher von Braun: entre el águila y la esvástica

EUR 21,75 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección