Por @Alvy — 6 de Junio de 2018

En un divertido mockymentary narrado por una voz que recuerda la profundidad y estilo característicos del naturalista David Attenborough, Apple abrió la conferencia del otro día (WWDC 2018) con este vídeo-parodia-homenaje acerca de la migración de los desarrolladores como especie natural.

En el vídeo se habla de cómo estos «mamíferos únicos, nocturnos y propios de las cavernas» se desplazan anualmente a «la planicie en la que se celebra su encuentro anual», donde muestran «símbolos tribales identificativos» mostrando un comportamiento competitivo para ocupar los primeros asientos – en una emocionante y salvaje migración donde «sólo los que tienen las apps más fuertes sobreviven».

A mi me parece una risa de vídeo, aunque hay otras voces como la de nuestra admirada Jen Simmons (Layout Land y Mozilla) que no son de la misma opinión, así que me parece de justicia incluir su punto de vista, porque está muy bien explicado:

El vídeo es un «chiste» sobre cómo los desarrolladores no son gente normal, sino un tipo de nerds especial. Estoy un poco harta de ese mito en el que sólo los que son hombres, blanquitos, nerds, mal vestidos, que comen comida basura y tienen pocas habilidades sociales pueden ser desarrolladores. Realmente harta (…) Eso no es ser inclusivo, es forzar una monocultura. Deberíamos acabar con esa idea de los 80 y los 90 de «los informáticos» de una vez por todas, que la gente vea que no hace falta ser de «una especie extraordinaria» para trabajar en informática, que se puede comer, vestir, hablar y tener cualquier aspecto (…) Una vergüenza para Apple que siga manteniendo y reforzando estos estereotipos. Especialmente en 2018.

Cuestión de opiniones. A mi me parece que Apple –como megacorporación– da muestras suficientes de ser multicultural e inclusiva; el propio desarrollo de la presentación de la conferencia, su publicidad y la gente que trabaja allí lo es (es más: desde hace muchos años es así, sin que haya que remontarse a los hippies de los 80). Y quizá el vídeo sea simplemente eso: un chiste (igual que Los informáticos era una serie de humor, con todos estos tópicos y muchos más). Parece como si hoy en día hubiera que hilar muy fino con este tipo de humor.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear