Por @Alvy — 7 de Agosto de 2022

Foto (CC) Camilo Jimenez @ Unsplash

Vi una referencia a un trabajo de unos investigadores del departamento de Inteligencia Artificial aplicada a la medicina de la Universidad de Cambridge que publicaron un trabajo en el que explicaban cómo dieron con un método para seleccionar los pacientes que deben recibir órganos donados utilizando un algoritmo de inteligencia artificial que mejora el actual criterio humano, que dicho sea de paso se basa también en diversos modelos matemáticos como es lógico.

En pocas palabras: los investigadores descubrieron que el algoritmo de aprendizaje automático (llamado OrganITE) era capaz de producir mejores resultados en las simulaciones, que incluían una mezcla de datos reales de los últimos 26 años y datos imaginarios cuidadosamente equilibrados. Estas cosas son complicadas por cuestiones éticas y porque son muchos los factores a tener en cuenta: el tipo de órgano, lo raro que es, los años de vida que puede proporcionar al receptor, la posibilidad de rechazo, etcétera. El nuevo algoritmo consigue hacer una selección un tanto peculiar pero que maximiza el número total de años de vida de los receptores en su conjunto, algo que así dicho suena a buena idea y a algo socialmente aceptable sin problema.

Lo que observaron es que el algoritmo aprendió a ofrecer los nuevos órganos disponibles no sólo dependiendo de a quienes más puede beneficiar, sino también de la probabilidad de que aparezca un nuevo órgano similar en poco tiempo (un factor denominado «escasez de órganos»). Esto beneficia a quienes necesitan un órgano con ciertas características «raras» cuando se sabe que es probable que para otros pacientes que pudieran tener prioridad sobre el primero es probable que aparezcan otros órganos compatibles que no las tengan (y que no les hacen falta).

El trabajo es de hace un par de años, pero todavía se habla de él. De hecho, OrganITE no es el único: hay otros como OrganSync, OrganBoard y iTransplant que están enfocados al mismo campo de la medicina.

A mí me parece que si actualmente ya se utiliza un modelo matemático y este tipo de algoritmos es una mejora o ampliación sobre lo anterior, por qué no dejar en sus manos las decisiones. Al fin y al cabo, puede justificarse que el resultado es mejor para la sociedad en su conjunto. Eso sí, también deja ver la importancia de las inteligencias artificiales explicables (XAI) que sean capaces de dar buena cuenta del porqué de sus decisiones.

{Foto: (CC) Camilo Jimenez @ Unsplash.}

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro