Por Nacho Palou — 17 de Abril de 2018

Dado que un motor Stirling es un motor térmico no es posible crear un modelo funcional impreso en 3D con material plástico; pero en este modelo más o menos la mitad de los componentes está impresa en 3D, exceptuando las partes que están expuestas al calor: el resto de componentes son un tubo de ensayo, una jeringa y un tubo de goma lo que suponer un proyecto DIY muy simple y asequible.

Vía HackADay.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear