Por @Alvy — 13 de Octubre de 2010
Desde el estrés del Jefe el edén decrece, el excedente le pertenece, se ejercen leyes dementes, se debe beber detergente en vez de leche, ser pelele, ser pedestre, ser deferente; es menester entretenerse en tejer redes, en prender rebeldes. En el este, trece rehenes perecen de sed; en el frente fenecen de herpes, de peste. El edén ennegrece, se pretende reprender herejes, perderles (...)

Y la historia sigue, usando únicamente la vocal e y omitiendo las otras. Existen textos como estos para todas las vocales; se llaman lipogramas; el más difícil en castellano es el de la i puesto que omite las demás vocales cuya frecuencia de aparición en castellano es más alta.

(¡Gracias Juan por la pista!)

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



PATROCINADOR DEL MES

La intuición de la gacela | Una novela de Al-Andalus y ciencia ficción

La intuición de la gacela
Una novela de Al-Andalus y ciencia ficción
www.FernandezSalinas.com


PUBLICIDAD