Por @Alvy — 13 de Septiembre de 2011

Es complicado aguantar el vídeo completo, pero si empiezas a verlo poco a poco -con paciencia- o incluso a cámara rápida saltano de vez en cuando verás emerger cierto patrón visual; al cabo de dos o tres minutos la cosa comienza a ponerse emocionante, para terminar de forma sencillamente gloriosa... y de ahí el título.

El autor se lleva, obviamente, la corona de puto amo del Tetris, como no podría ser menos.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Curso Técnico Superior en desarrollo de aplicaciones multiplataforma