Por @Alvy — 3 de Junio de 2021

Este vídeo es una versión larga del meme de malabarismos vistos desde arriba que ha estado haciendo las rondas estos días por las redes. Está grabado con una cámara en posición cenital, desde la vertical encuadrando hacia el suelo. Como habilidad no le falta a Taylor Tries, la artista que hace la ágil demostración, no es para ella complicado lanzar y recoger los objetos justo en la vertical, creando un efecto visual de lo más curioso.

En sus rutinas utiliza tres, cuatro, cinco y hasta seis bolas de colores y tres, cuatro y cinco mazas, algunos de los objetos típicos de quienes dominan esta curiosa habilidad. Basta fijarse un poco para ver cómo los movimientos también van cambiando, porque es capaz de utilizar muchas técnicas distintas para cada combinación de objetos. Una especialmente atractiva es la de cuatro bolas –dos azules y dos blancas– porque parece como si no se elevaran sino que flotaran a izquierda y derecha casi mágicamente. Al final del vídeo también hay unos segundos a cámara lenta con 7 bolas, que es notablemente más difícil de lo que parece.

El malabarismo es muy divertido y aprenderlo forja el espíritu. Es una de las típicas cosas que cualquier niño puede aprender, y que aparece en listas como mil cosas que todo el mundo debería saber hacer –y con lo que concuerdo– al nivel de «sufrir con entereza», «cambiar pañales» y «planear una invasión». Se puede empezar con pelotas, bolígrafos o monedas; llegar a hacer equilibrios con tres pelotas no requiere más que unos días y produce una satisfacción tremenda y un subidón en la autoestima de cualquier peque.

(Vía Kottke.)

Relacionado:


Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Curso Técnico Superior en desarrollo de aplicaciones multiplataforma