Por @Alvy — 12 de Abril de 2017

En esta pequeña producción de Digg se nos muestra el arte de la imprenta en todo su esplendor: cuán diferente es trabajar con tintas, piezas de metal y madera frente a hacerlo con ordenadores que hacen bip bip.

Tal y como dice el impresor de Bowne and Co. Stationers en Nueva York, uno de los pocos sitios que todavía se dedican a ese trabajo de forma artesanal, es algo que tiene su encanto, un punto de nostalgia, arte y el regusto del trabajo bien hecho. Es el tipo de negocio que ya está asociado con encargos del tipo «invitaciones de boda» y similares, nada de última tecnología. La parte buena: al menos en esas imprentas no existe la Comic Sans.

La tecnología de Bowne son básicamente máquinas del siglo XIX que todavía funcionan sin demasiados problemas. «El tipo de máquinas gigantescas y pesadas que podrían hacerte perder algún miembro si te despistas, a diferencia de los ordenadores» – dicen. Las materias primas son todas de la máxima calidad, otra de las ventajas de trabajar en un sitio así.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


El cisne negro: el impacto de lo altamente improbable

EUR 9,49 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Felt Time: The Psychology of How We Perceive Time

EUR 8,99

Comprar


Makey Makey Kit

EUR 46,90 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección