Por @Alvy — 12 de Mayo de 2004
Hay geeks y ultra-geeks. Fanáticos del software libre y ultrafanáticos del software libre... Para comprobarlo, échale un vistazo a las fotos del post titulado Auténtica Boda Geek en Mundo Ismaeliano (segundo post ahora mismo -- no hay permalinks):
Escenario: una boda en una iglesia

«Ofrendas:
Te traemos a tu altar, señor, a Tux, mascota de la comunidad de informáticos promotores del software libre. Este pingüino es símbolo de la ayuda a nuestro prójimo y del compartir. Que el conocimiento pueda llegar a todos los rincones del mundo, en especial a aquellos países con menos recursos. Y para que ayudar a los demás siga siendo tan divertido (...)»
En otras palabras: en medio de la boda sacaron al pingüino y lo subieron al altar. Lo más fácil sería pensar que todo esto es una ingeniosa broma, pero el caso es que... es real. Como se suele decir (pero esta vez garantizado): la amiga que me pasó este enlace estuvo en la boda y cuando le pregunté si era broma me confirmó que lo vivió en directo:
«Efectivamente, ver al sacerdote poniendo el peluche en el altar fue todo un shock.»
(Por desgracia en el blog no hay fotos del peluche ;-)
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


El cisne negro: el impacto de lo altamente improbable

EUR 9,49 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

EUR 8,07

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección