Por Nacho Palou — 9 de Agosto de 2018

Esta mano de origami de Tezuka Sota está construida de una sola pieza con un trozo de papel plástico resistente al agua y sin partes mecánicas como ejes y cojinetes, según el autor.

"Por lo tanto no hay cuerpos extraños entre las articulaciones, es barato y puede desecharse, por lo que no hay necesidad de preocuparse de cuestiones como la higiene," explica Tezuka. "Otra característica es que al ser flexible se adapta a la forma del objeto a agarrar. Esto permite hacer frente a las variaciones de forma y tamaño de los alimentos de forma sencilla."

Igual "mano robot" le viene un poco grande y son más bien pinzas motorizadas, pero es ingenioso y es una primera aproximación a un concepto que puede tener aplicaciones prácticas. Por ejemplo en "una fábrica de procesamiento de comida en la que es necesario tratar con varios tipos de alimentos y donde incluso los mismos alimentos tienen variaciones en su tamaño y forma. Diseñar un efector final para cada alimento aumenta el coste, además de requerir la gestión de la higiene."

Vía BoingBoing.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear