Por @Alvy — 6 de Febrero de 2012

Lo importante de este vídeo es el concepto, porque se trata de un prototipo; más allá del aspecto del cacharro o de que el que rodó las imágenes no tuviera muy buen pulso por no hablar de un estabilizador de imagen en su cámara/móvil.

Se trata de un robot llamado HAGENT que funciona acercándose mediante unos sensores a una fuente de calor. Allí se calienta y acumula el calor en unas placas y acto seguido se mueve a otra zona de la casa -más fría- para esperar pacientemente a que el calor se transfiera al ambiente e irlo calentando. Así de simple.

La idea me pareció ingeniosa e interesante; seguramente es el tipo de robot barato de construir y no demasiado complicado ni propenso a fallos, que quizá permitiera aprovechar mejor la energía del hogar en épocas de bajas temperaturas, sin suponer un gran coste.

(Vía DVICE Atom Feed.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo