Por Nacho Palou — 25 de Abril de 2018

En Pulp Nonfiction: Low-Cost Touch Tracking for Paper Yang Zhang, estudiante de posgrafo en la Carnegie Mellon University, describe un método para convertir el papel convencional en una superficie sensible al contacto. De este modo el papel se convierte en un dispositivo de interacción y de entrada de información y de escritura digital.

“El papel sigue siendo un material versátil e indispensable en el siglo XXI. Pero el papel es un medio pasivo, no interactivo, lo que impide incorporarlo directamente al entorno digital”, dice Zhang.

El objetivo principal de Zhang era desarrollar un método de muy bajo coste, “para que el papel siga siendo considerado papel”. El resultado es los que se ve en el vídeo: papel que captura los movimientos y que es sensible al contacto con diferentes grados de presión para “ofrece nuevas oportunidades interactivas para un material omnipresente y venerable.”

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear