Por @Alvy — 11 de Agosto de 2005

Decía Diego en un comentario:

Si los blogs siguen tiñéndose cada vez más y más de elementos empresariales [comerciales], ¿hasta qué punto se podrá seguir confiando en que la opinión que tal o cual persona (a la que mucha gente lee ciegamente) es producto de la libertad de expresión que solía caracterizar al ambiente y no un efecto de la cantidad de dinero que hubiera puesto un espónsor?
La pregunta me parece excelente. La respuesta se puede hacer tan complicada o tan sencilla como uno quiera, con explicaciones, argumentos, etc. Personalmente, hace tiempo que la tengo bien clara y es muy breve (y seguro que no demasiado popular): en cuanto se vuelva comercial, sencillamente ya no puedes confiar.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


The Man Who Loved Only Numbers: The Story of Paul Erdos and the Search for Mathematical Truth

EUR 13,85

Comprar


La mujer del viajero del tiempo

EUR 6,64

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección