Por @Wicho — 13 de Enero de 2014

¡Alas arriba!
¡Alas arriba!

Las alas de los aviones están diseñadas para ser flexibles porque esto las hace más resistentes y duraderas, igual que un junco que se tuerce con el viento para luego recuperar su forma mientras que una planta más rígida se puede partir.

Pero hay que comprobar la eficacia del diseño, y esto es lo que acaba de hacer Airbus con las alas del A350 construido para pruebas estáticas y que ya antes fue usado para probar la resistencia del fuselaje.

Según se puede leer en A350 XWB passes ultimate load wing test las alas fueron sometidas a cargas superiores en un 50 por ciento a las que el avión debe encontrarse en un uso normal. Con esta fuerza aplicada sobre ellas la punta de las alas sube hasta cinco metros.

Un conjunto de más de 10.000 sensores mide los esfuerzos que esta carga en las alas provoca en la estructura del avión, y los datos obtenidos se comparan con los obtenidos de los modelos por ordenador para comprobar si todo funciona como se espera.

Al mismo tiempo otro A350 está en Bolivia haciendo pruebas de altura en los aeropuertos de Cochabamba y La Paz, situados respectivamente a 8.300 y 13.300 pies sobre el nivel del mar, unos 2.775 y 4.450 metros respectivamente.

Los aeropuertos altos suponen un problema especial para el funcionamiento de los motores por la poca densidad del aire, así que toca poner a prueba los sistemas y los motores allí para ver que se comportan como está previsto y que el avión es capaz de sobrevivir a un fallo de un motor en el despegue y cosas así.

Entre el primer prototipo, que llevó a cabo el primer vuelo de un A350 en junio de 2013, y este, el tercer prototipo, acumulan ya más de 800 horas de vuelos de prueba en unos 200 vuelos.

Pronto se les unirá el MSN02, que acaba de salir del taller de pintura con una librea especial, y que es el primero que tiene un interior completo y que será el primero en volar con pasajeros en los primeros vuelos de larga distancia.

El A350 MSN02
La librea del MSN02 hace referencia a la importancia de la fibra de carbono en su construcción

En total serán cinco aviones los que participen en el programa de pruebas para un total de unas 2.500 horas de vuelo; si todo va según lo previsto el A350 entrará en servicio en el último trimestre de este año con Qatar Airlines, su cliente de lanzamiento.

Diseñado para competir en el mismo segmento de mercado que los Boeing 787-9 y 787-10 y los 777-200 y 777-300 el A350 permite sentar diez pasajeros en cada fila de turista en lugar de los 9 del A330 o del 787.

Esto le permitirá transportar entre 270 y 350 pasajeros según la configuración que escoja cada aerolínea y el modelo de A350 del que se trate, ya que habrá tres variantes de este, con un alcance de entre 15.000 y 15.700 kilómetros a plena carga.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear