Por @Wicho — 24 de Agosto de 2016

Tras un segundo vuelo de pruebas de 100 minutos la aeronave híbrida Airlander 10 ha resultado dañada al aterrizar «de morro».

Afortunadamente, al menos según la nota de prensa ni los tripulantes ni el personal de tierra sufrieron daño alguno. No se puede decir lo mismo del Airlander 10, cuya cabina resultó dañada.

Es tranquilizador que la aeronave esté llena de helio, que no es inflamable, y de aire.

Daños en la cabina del Airlander 10
Daños en la cabina del Airlander 10 – South Beds News Agency

Aún no se saben las causas, pero para aprender cómo vuela y a pilotar una aeronave están los vuelos de prueba. Y como reza el dicho, cualquier aterrizaje del que puedes salir andando es un buen aterrizaje.

Con 92 metros de longitud, 43,5 de envergadura, una altura de 26 y un volumen de 38.000 metros cúbicos, el Airlander 10 es la aeronave más grande del mundo. Tiene una capacidad de carga de 10 toneladas, una velocidad de crucero de entre 100 y 150 kilómetros por hora, y un techo de servicio de unos 6000 metros. Puede permanecer en vuelo cinco días si va tripulado y hasta dos semanas si es operado en remoto.

Hybrid Air vehicles lo ve como una excelente plataforma de transporte, en especial a lugares remotos o de difícil acceso por tierra; de comunicaciones; y de estudios desde el aire una vez dotado de los sensores pertinentes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear