Por @Alvy — 27 de Junio de 2017

CNN tiene uno de los ilustrativos vídeos que han circulado del incalificable incidente del Airbus 33 de Air Asia (Perth-Malasia) y en CNBC desarrollan los detalles profusamente: Shake, Rattle and Roll. ¡Ver para creer!

Lo que se ve es el estado de la cabina en la que volaban los pasajeros cuando tras un ¡Bang! gigantesco a los 75 minutos de vuelo todo comenzó a temblar como si aquello fuera el Apocalipsis. La causas no se han comunicado oficialmente todavía pero se habla de un fallo en uno de los motores: quizá (perdió un álabe de una de las turbinas), se estropeó la correa, estaba bloqueado o congelado… El caso es que tuvieron que dar la vuelta y regresar con un solo motor – la duración estimada del vuelo original era de 6 horas y no era plan seguir así. Pasaron dos horas así hasta que aterrizaron.

Algo estrambótico sucedió primero cuando el piloto pidió a los pasajeros del lado izquierdo que «vigilaran el motor por si veían algo raro» (desde la cabina de mando no se llegaba a ver).

Pero el summum llegó cuando el piloto pidió a todo el pasaje que por favor reazaran una oración, tras dejar caer un «yo también tengo miedo». No son precisamente las palabras de ánimo y liderazgo que se pueden esperar en esta situación, pero al menos eran honestas.

Cuando todo terminó –nadie salió herido– los pasajeros suspiraron aliviados. Con tanto tiempo para meditar hay hasta selfies con cara de agobio seguidas de risitas nerviosas. Pese a haber viajado «como en una lavadora» dijeron que toda la tripulación se comportó estupendamente, aunque algunos parecían un tanto recelosos con el asunto de que se les hubiera pedido rezar encomendándose al Altísimo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear