Por Avión Revue — 12 de Diciembre de 2008

Cadena de producción del B-737 en la factoría de Boeing en Seattle (Washington)
Cadena de producción del B-737 en la factoría de Boeing en Seattle (Washington)

Por José Mª Parés. Foto Boeing. Después de los continuos aplazamientos para determinar la fecha del primer vuelo del Boeing 787 Dreamliner, y la posterior huelga de su personal durante 58 días que ha afectado de lleno a la cadena de producción de todos sus programas de aviones comerciales, era lógico que se Boeing anunciara cambios en la dirección y una reestructuración dentro de Boeing Commercial Airplanes con el fin de mejorar los recursos en todos los programas de desarrollo y producción y supervisión de proveedores, creando para ello una nueva División de Gestión de la Cadena de Suministro y Operaciones, con Ray Conner al frente como máximo responsable: Boeing Anuncia Cambios en la Dirección y Reestructura las Organizaciones de Commercial Airplanes.

Asimismo, todos los programas de desarrollo y producción actualmente en marcha, incluyendo el 787 y 747-8, pasan a depender de Pat Shanahan, anterior vicepresidente y director general del Programa 787. Shanahan pasa a tener toda la responsabilidad sobre el Programa 787, con Scott Fancher como vicepresidente y director general del mismo.

Scott Carson, presidente y consejero delegado de Boeing Commercial Airplanes justificó estos nombramientos porque «ayudarán a impulsar los resultados a través de nuestro sistema de desarrollo y producción, dar valor a nuestros clientes y realzar nuestra competitividad en general».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear