Por @Wicho — 29 de Julio de 2013

Tras el incendio del Boeing 787 de Ethiopian Airlines aparcado en el aeropuerto de Londres en el que todo apunta a que el origen estuvo en el Transmisor de Ubicación de Emergencia (ELT) de Honeywell instalado en este el fabricante ha pedido a sus clientes que revisen las instalaciones de estos en otros modelos de avión o incluso que lo retiren del todo.

Un Honeywell International RESCU406AFN
Un Honeywell International RESCU406AFN, el transmisor a revisión

Según se puede leer en ELT inspections esto incluye al 717, 737 NG, 747-400, 767 y 777, además del 787.

De hecho la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos y la Agencia Europea de Seguridad Aérea ya habían pedido a los operadores de 787 que revisaran o retiraran el transmisor en cuestión de sus aviones.

En total serán unos 1.100 ó 1.200 aviones los afectados, aunque el número podría ser mayor si se incluyen aviones más antiguos a los que se les haya instalado este modelo de transmisor.

La Air Accidents Investigation Branch británica está investigando si un cable pinzado entre el ELT y su batería de iones de litio puede ser el culpable del incendio, y el objetivo de la solicitud de la FAA y de Boeing es obtener información acerca del estado de estos para que las autoridades competentes puedan decidir qué acción tomar.

Es posible que Airbus pida algo similar a sus clientes, ya que el transmisor en cuestión está montado en unos 20 modelos distintos de avión.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

3 comentarios

#1 — Alonso.

Yo no entiendo nada, de verdad.

Un chisme instalado en más de 1000 aviones que no ha dado guerra (que habrá pasado sus controles, o si no, vaya chapu en primer lugar), casca en un 787 y automáticamente la culpa es del chisme y hay que cambiarlo en todos los aviones...
...

Les va a acabar cascando algo más grave en vuelo por no solucionar el problema de fondo...

Espero equivocarme. :/

#2 — Wicho

Pues precisamente por eso están mirándolo en más modelos de aviones.

Aunque sí, es sospechoso que haya sido precisamente en un 787 en el primero en el que haya fallado.

Pero por ahora no hay relación demostrada.

#3 — Jefe Ryback

Casualidad, causalidad y muchos intereses mezclados dan como resultado una combinación del todo indigesta. :-/