Por @Wicho — 24 de Mayo de 2011

La nube de cenizas
Las cenizas saliendo de entre las nubes - Andri Orrason vía @hjortur

Apenas ha pasado un año desde que el volcán Eyjafjallajökull povocara el mayor caos en el tráfico aéreo en Europa de la historia cuando el Grímsvötn, otro volcán islandés, amenaza con imitarlo.

Aparte del espacio aéreo islandés, afectado ya desde el sábado, esta pasada noche la nube de cenizas procedente del volcán empezó a obligar a cancelar vuelos en Irlanda y el Reino Unido.

Y según las predicciones de la oficina Meteorológica del Reino unido parece que en 24 horas las cenizas podrían estar causando problemas en la Europa continental.

Mapa predicción 00:00 del 25 de mayo de 2011
Predicción de la distribución de las cenizas hasta desde el suelo hasta el nivel de vuelo 200 para las 00:00 del 25 de mayo de 2011

Una vez más @eurocontrol está al quite, dando información muy detallada al respecto, aunque también recomendamos seguir la lista de cuentas de Twitter bautizada como Cenizas que creamos el año pasado para poder seguir los problemas causados por la erupción del Eyjafjallajökull.

Le hemos añadido la cuenta @grimsvotn a la lista, por cierto, que es la del volcán en cuestión.

En cualquier caso, si tienes que volar hacia Irlanda o el Reino Unido en las próximas horas, te aconsejamos ponerte en contacto con tu aerolínea por si acaso, y si tienes que volar en los próximos días por Europa, como poco estar atento a la evolución de la nube de cenizas.

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

6 comentarios

#1 — Jose M / Sandglass

En Flightradar24 podéis ver no solo el tráfico aéreo, también superponer una capa que muestra la evolución de las cenizas. Además la capa de las cenizas tiene control de en que niveles de vuelo (FL) quieres que se muestren

#2 — Javier

Es una pena que las aerolineas no tengan turbohélices buenos para poder cubrir parte de los vuelos cuando este tipo de cosas ocurren.

#3 — Wicho

No soy ingeniero aeronáutico ni nada parecido, no paso de aerotrastornado, pero juraría que un turbohélice tendría exactamente los mismos problemas que cualquier otro avión.

A fin de cuentas, sus motores funcionan de forma muy similar a un turbofán.

Es decir, que la ceniza estropearía igual los álabes de los compresores y se podría pegar también al interior de la cámara de combustión, etc.

#4 — Javier

Depende (te lo digo porque soy casi-ingeniero (me falta un año)). Si llevan separador de particulas inerciales (la mayoría de los que van por desiertos lo llevan y cada vez se extiende más) no tendrían problemas ninguno.
La mayoría de los turbohélices tienen el flujo revertido (ya que enrealidad son turboeje[Como el de los helicopteros]+hélice), es decir, el flujo entra por abajo de la hélice (tipicamente), pasa por debajo de lo que es el generador de gas y esntra por detrás haciendo un giro de 180 grados antes del compresor. En este giro, se puede abrir una apertura de manera que las particulas pesadas (piedras, hielo, "cenizas" en teoría,...) por inercia no entren en el compresor, por eso digo que se podría.

#5 — raf

Muy chulo lo del "separador de partículas" y eso... pero las hélices quedarían tambien expuestas a erosión, los cristales no lo soportarían y la visibilidad de los pilotos sería nula y además, uno de los problemas básicos de las partículas que quedan flotando es su poco peso así que se verían arrastradas en cualquier caso.

#6 — Javier

Logicamente no se trataría de atravesar la columna de cenizas, si no de volar donde la concentración lo permita.