Por @Wicho — 14 de Marzo de 2012

Pues no, por supuesto que no se corta lo que sobra ni nada parecido: se utiliza un gato que levante el morro lo suficiente como para que el timón pase por la puerta sin que la cola toque el suelo:

7373 pinzado 1 por Ken Fielding

Y una vez dentro se baja, habiendo tenido antes la precaución de sacar los paneles necesarios del techo para que la deriva no se empotre en este:

7373 pinzado 2 por Ken Fielding

Se encontró con este probema Dan-Air Engineering a la hora de hacerse cargo del mantenimiento de los Boeing 737-400 de Novair, pues su deriva es más alta que la de otros modelos de la gama.

Para sacarlo, se repite el proceso a la inversa.

(Las fotos son de Ken Fielding y están publicadas en Airliner Reporter; nos pasó el enlace @JoseM_SGP).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

5 comentarios

#1 — Joaquín Bueno Daza

Ingeniosa solución, aunque el gato es para verlo.
No creo que quepa en el maletero del Boeing ;-)

#2 — Adrian

Hola, ¿por que motivo es mas alta en este modelo en concreto?

#3 — Loloto

Me saco el sombrero ante los ingeniosos que idearon esa solucion. Se los agradezco.
clap-clap-clap

#4 — Javier

No es más alta en este modelo, es el hangar el que no está diseñado para los 737. Por ello retiran varios paneles donde va a ir la deriva vertical una vez dentro e introducen el avión de esa forma tan curiosa.

#5 — julian

Realmente, en este modelo, la deriva es mas alta porque su tamaño es mayor