Por @Wicho — 14 de Marzo de 2012

Pues no, por supuesto que no se corta lo que sobra ni nada parecido: se utiliza un gato que levante el morro lo suficiente como para que el timón pase por la puerta sin que la cola toque el suelo:

7373 pinzado 1 por Ken Fielding

Y una vez dentro se baja, habiendo tenido antes la precaución de sacar los paneles necesarios del techo para que la deriva no se empotre en este:

7373 pinzado 2 por Ken Fielding

Se encontró con este probema Dan-Air Engineering a la hora de hacerse cargo del mantenimiento de los Boeing 737-400 de Novair, pues su deriva es más alta que la de otros modelos de la gama.

Para sacarlo, se repite el proceso a la inversa.

(Las fotos son de Ken Fielding y están publicadas en Airliner Reporter; nos pasó el enlace @JoseM_SGP).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD