Por @Wicho — 24 de Octubre de 2014

Altura y velocidad son aliados naturales de un aviador, pero las tripulaciones del 43 Grupo del Ejército del Aire se entrenan para volar bajo y despacio hacia los incendios contra los que luchan, amén de para hacer cargas de agua en sitios inverosímiles, volando incluso por debajo de puentes para hacerlo.

Pero todo su trabajo cuenta con el apoyo imprescindible del personal de tierra, Los Invisibles, a los que va dedicado este vídeo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear