Por Avión Revue — 25 de Febrero de 2009

Airbus A320 D-AXLA por Alexander Portas en AviationCorner
Airbus A320 D-AXLA apenas un mes antes del accidente en el aeropuerto de Frankfurt - Alexander Portas / AviationCorner

Por Luis Calvo. La Oficina de Investigación de Accidentes Aéreos francesa (BEA) acaba de hacer público su informe preliminar del accidente del A320 de XL Airways Germany el 27 de noviembre de 2008 en el mar Mediterráneo en las proximidades de Perpignan.

Según la comisión, la tripulación perdió el control del A320 durante la aproximación a la pista 33 del aeropuerto de Perpignan, cayendo al mar poco después de sobrevolar el punto inicial de la maniobra.

Según el informe, el vuelo de prueba que se estaba realizando debió ser acortado por problemas de tráfico aéreo. La intención de la tripulación era realizar un ILS a Perpignan, con un motor y al aire y dirigirse a Francfort. Durante la prueba estaba previsto haber efectuado un vuelo lento hasta activar la protección de ángulo de ataque, pero al acortarse la duración del vuelo esto no se había realizado. Según las conversaciones en la cabina, pensaban realizar dicha prueba durante el vuelo a Francfort.

El controlador autorizó a la tripulación al ILS de la pista 33 y descender a 5.000 pies. Poco después les pidió mantener 180 nudos de velocidad y descender a 2.000 pies. Un minuto y medio antes de que el avión desapareciese de la pantalla del radar, el comandante había estabilizado el A320 a 3.000 pies y en configuración de aterrizaje.

En los siguientes 35 segundos, la velocidad descendió de 136 a 99 nudos y el estabilizador horizontal se movió hasta su tope de morro arriba, sonando la alarma de entrada en pérdida. El ángulo de ataque era en ese momento de unos 19 grados. Las palancas de gases se avanzaron a la posición de TO/GA (máximo empuje), y mientras los motores se aceleraban la velocidad cayó hasta los 92,5 nudos y se inició un ligero movimiento de alabeo a izquierda y después a la derecha, el cual fue detenido por el comandante. Aún así, con un ángulo de alabeo de 50 grados a la derecha, el avión cambió a «ley directa».

4 segundos después, el alabeo era de 40 grados a la izquierda. Otro segundo después, el alabeo era prácticamente cero y el ángulo de ataque de 7 grados morro arriba, con una velocidad de 138 nudos. Casi al mismo tiempo el avión comenzó a ascender y el ángulo de ataque a incrementarse. La alarma de pérdida volvió a sonar y la tripulación subió el tren, momento en el que el avión cambió sus leyes de control en cabeceo a «alternativa».

En 30 segundos el avión llegó a 3.800 pies de altitud con 57 grados de ángulo de ataque y menos de 40 nudos de velocidad. En los siguientes segundos el avión pasó a tener 97 grados de alabeo a la derecha y un cabeceo de 42 grados morro abajo. El comandante trató de recuperar el control retrayendo flaps y slats y moviendo las palancas de potencia de los motores.

A las 15 horas, 46 minutos, 6,8 segundos, el radar recibió el último eco del avión: estaba a 340 pies sobre el agua, con el morro 14 grados hacia abajo, 15 grados de alabeo a la derecha y 263 nudos.

Los restos del avión fueron encontrados a unos 5 km de la costa a una profundidad de entre 30 y 60 metros y en una zona de 700×400 metros. Los cinco ocupantes del avión perecieron con el impacto.

Según la comisión de investigación, para este vuelo no se cumplieron numerosas normas para un vuelo de prueba como el que se estaba llevando a cabo. En su informe preliminar, la BEA francesa recomienda a la Agencia de Seguridad Aérea Europea (EASA) una serie de medidas respecto a los vuelos no comerciales como el accidentado y su descripción en los manuales de operaciones de las aerolíneas.

El informe preliminar completo puede leerse Interim Report Accident on 27 November 2008 off the coast of Canet-Plage (66) to the Airbus A320-232 registered D-AXLA operated by XL Airways Germany [PDF 4,8 MB].

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear