Por @Wicho — 31 de Julio de 2013

Dreamliner o Nightmareliner
¿Dreamliner o Nightmareliner?

Un retraso de años en su entrada en servicio. Baterías que se incendian y dejan parada toda la flota mundial. Otro incendio en Londres. Aviones en los que uno de los motores se niega a arrancar. Aviones con fugas en los sistemas de combustible. Problemas en los sistemas anti hielo. Ventanas de la cabina que se rajan...

Todos estos problemas que han hecho que muchos se refieran al 787 como al Nightmareliner -el avión de las pesadillas- le han costado finalmente su puesto a Mike Sinnett, vicepresidente de Ingeniería e ingeniero jefe del programa del Boeing 787 Dreamliner desde su principio, que ha sido destituido, tal y como se puede leer en Boeing shuffles execs.

Sinnett pasará a ocupar «un cargo menos estresante» como vicepresidente para el desarrollo de productos, lo que quiere decir que se dedicará a desarrollar ideas para futuras generaciones de aviones y no participará en la producción de los modelos ya existentes.

Claro que es fácil ver a Sinnett como un chivo expiatorio al que le toca pagar las culpas de una decisión que tomó la cúpula directiva de Boeing de fabricar el 787 utilizando un modelo de producción nuevo en el que en lugar de darle a sus proveedores las especificaciones completas de lo que les pedía pasó a darle las especificaciones de lo que tenían que hacer esos componentes o sistemas.

Eso fue el punto de partida de muchos de los retrasos, ya que generó un montón de problemas de compatibilidad entre piezas y sistemas fabricados por distintos fabricantes, amén de que sacrificó el control que Boeing tenía antes sobre todo el proceso de producción, en especial en lo que se refiere a la electrónica de a bordo.

Es posible que le haya servido para ahorrar costes a corto plazo, pero habrá que ver qué consecuencias tiene esto a largo plazo.

Igual no es Sinnett el único que acaba pagando por ello.

A Sinnett lo reemplaza Bob Whittington, que ocupaba el mismo puesto que él pero en el 777, y Larry Schneider, que se encargaba del desarrollo de productos, pasa a ocupar el puesto de Whittington.

(arecoa.com vía Foroaviones).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

6 comentarios

#1 — carlos

¿Tenemos entre manos a un nuevo Comet 1? no por la fatiga del metal, pero si por el futuro negro que puede esperarse, si pronto no se consigue, superar los problemas.

#2 — Javier

Creo que Airbus está de enhorabuena.
Lo qué me pregunto es si las cías. de seguros hacen frente a todas las demoras de entrega y paralización de aviones en funcionamiento que sufren las cías. aéreas o son gastos que debe asumir directamente Boeing. Desde luego que el perjuicio es enorme, sin entrar a valorar algo que no se puede cuantificar y es la cantidad de pasajeros que no querrán volar en ese avión.
Desde luego es un difícil negocio este de la aviación. Ya no pienso montar la cía. aérea. Al menos es un peso que me quito de encima, pues no sabía que nombre ponerle.
Saludos

#3 — Alonso

Sin ánimo de hacer leña del árbol caído, me quedo con esta frase:

"we are giving all of these individuals an opportunity to broaden their experience and to apply their knowledge and capability to other roles or on other programs"

Al leerlo, de repente me apetece ver otra vez la peli de "Gracias por fumar" :)

Ni idea de como funcionan las empresas, menos las gringas, pero no descartaría que fuera más un gesto de cara a la galería.

La bajada del 24 parece debida a un reparto de dividendos y la del 12-13 corresponde, supongo, al problema en Londres. Si remontan, habrá funcionado.

#4 — Jaby

Con este modelo les ha salido rana la jugada, pero no olvidemos que cierta compañía lowcost tiene Boeing y con la tralla que le meten a esos aviones, pocos accidentes sufren.
Son carne de perro!!

#5 — alfonso

Pues en mi caso, hace poco tube la oportunidad de viajar en una linea con B787. En mi mente peso el tema del modelo de avión y opte por otra compañia...

#6 — Byron

Parece que en Europa se olvidan muy muy rápidamente de los incidentes, tanto de producción, como los que les ocurrió en servicio al A380. No entiendo a los entusiastas de la aviación llevar este tema a una cuestión tan banal como la lo es el orgullo continental (por lo menos eso se infiere desde la lectura de ciertos comentarios). De hecho, hoy tienen el A350 que tienen después haber tenido que rehacer desde cero el programa completo de cuando se lanzó originalmente al mercado (sin contar 4 ó 5 itineraciones que se publicaron durante su desarrollo).

Boeing, está claro, paga muy caro por un error casi elemental en cuanto a la tercerización de sus sistemas. Pero no olviden que el modelo de producción aeronáutico, ha girado hacia ese tipo de metodología de tercerización extrema para producir sus modelos.

Lejos está el 787 de ser un "nuevo Comet I", salvo que se desintegren en el aire como le ocurrió a esos DeHavilland debido a un fallo catastrófico a nivel estructural por un método de construcción incorrecto. No sean TAN exagerados, ya que TODOS los modelos de aviones en servicio, tienen incidentes técnicos a diario, el tema es que con el 787 gracias a toda la inercia mediática que arrastró desde su entrada en servicio, hoy le juega en contra, pero lo que hoy es tecnología de "dudosa confiabilidad", es la tecnología que una vez resueltos sus inconvenientes, será la tecnología aeronáutica que tendremos disponibles, por al menos 20/25 años por delante.