Por Avión Revue — 22 de Febrero de 2009

pregunta de Oscar Ignacio Balderas (México)

En los años cincuenta, un grupo de empresarios aeronáuticos británicos, encabezados por Freddie Laker, no lograban permisos para hacer vuelos a destinos turísticos dado que BOAC y BEA tenían el monopolio de los vuelos regulares. Así, estos idearon un nuevo concepto de operación: el charter (fletamiento). Una agencia de viaje o similar organizaba un viaje que incluía el traslado del grupo de viajeros de la ciudad al aeropuerto de salida, del de llegada al hotel, el alojamiento, comidas, y regreso. Era lo que se denominó un «paquete». Con el tiempo, esta fórmula se fue extendiendo sobre todo en Europa, donde los vuelos «regulares» estaban reservados para las aerolíneas «de bandera» propiedad casi sin excepción del Gobierno de cada país.

En los años ochenta, sin embargo, las aerolíneas charter comenzaron a poder vender sólo asientos en sus vuelos, y después se fueron transformando en compañías similares a Iberia, Lufthansa, British Airways... pero con unos costos mucho menores consecuencia de estructuras y flotas más pequeñas. Britannia (posteriormente Thomson Fly), Condor, Air Europa, Spanair, Air Mediterranee o LTU son ejemplos de este tipo de aerolínea en Europa.

No obstante, el vuelo charter entendido como el traslado de grupos sigue existiendo, con un importante negocio basado en eventos deportivos, y, en menor medida, pero al mismo tiempo con menos competencia, de pasajeros que siguen adquiriendo paquetes vacacionales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — B. O. Rico

El último párrafo del artículo, donde dice "en menor medida....." me cuesta mucho de creer, pero si ellos lo dicen debe de ser verdad acertada de esa de la buena.
Voy a quitarme las malas creencias de la cabeza ahora mismo.