Por Nacho Palou — 29 de Noviembre de 2017

Un puerta en el cielo. Así es como se llama —con cierta literalidad— el proyecto de los saltadores Fred Fugen y Vincent Reffet. Este vídeo de Red Bull deja constancia de lo logrado por los especialistas: saltar desde un pico de los alpes suizos y “aterrizar” en el interior de una avioneta a la cual entran por la puerta, limpiamente — sin agarrarse con las manos, ni golpearse, ni nada de eso.

Casi ná.

Aunque los especialistas pensaban que sería algo “más o menos sencillo” pronto se dieron cuenta del desafío que iba a ser realidad. De hecho durante los primeros intentos, que practicaron en España, uno de ellos logró entrar pero el otro se golpeó contra la avioneta, según cuentan en These 2 wingsuit flyers just BASE jumped into a plane in mid-air. Volvieron a intentarlo y lo consiguieron varias veces antes de realizar el salto definitivo, el que recoge este vídeo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear