Por @Wicho — 11 de Mayo de 2009

Despegue del Atlantis - NASA/Fletcher Hildreth
Despegue del Atlantis en la misión STS-125 - NASA/Fletcher Hildreth

Después de una cuenta atrás prácticamente perfecta en la que sólo una acumulación de hielo inesperada en el umbilical del hidrógeno líquido y la aparición de unos cúmulos supusieron un mínimo de preocupación pero que al final no afectaron al lanzamiento, que se realizó con precisión absoluta a las 20:01 hora de España (UTC +2), el transbordador espacial Atlantis y sus siete tripulantes ya están rumbo al telescopio espacial Hubble en la misión STS-125 de la NASA.

Ver vídeo: HD STS-125 Launch
HD STS-125 Launch [YouTube 9:44, disponible en HD]

Durante los once días de la misión se llevarán a cabo cinco paseos espaciales en los que se instalarán dos nuevos instrumentos en el telescopio, el Cosmic Origins Spectrograph (Espectrógrafo de Orígenes Cósmicos) y la Wide Field Camera 3 (Cámara de Campo Ancho 3), y se sustituirán algunos componentes por otros nuevos para aumentar al máximo la vida útil del telescopio.

También se le instalará un mecanismo para que cuando termine su misión se pueda acoplar a él un propulsor que lo haga caer de forma controlada sobre el Pacífico sin causar daño a nadie, aunque hace años, cuando la NASA aún no había sufrido la pérdida de dos de sus transbordadores y sus respectivas tripulaciones el plan original era traerlo de vuelta a Tierra en la bodega de un transbordador par poder exhibirlo en algún museo.

De hecho, durante algún tiempo tras el desastre del Columbia esta misión estuvo suspendida, hasta que en octubre de 2006 Mike Griffin, el entonces director de la NASA, confirmaba que se retomaba.

Esta es la misión número 30 del Atlantis, la primera en la que no va a la Estación Espacial Internacional desde la STS-66 en 1994, y la primera y única misión desde el Columbia que no va a ir a la ISS.

Tenía que haber sido lanzada en octubre, pero el fallo de un importante componente del telescopio hizo que la NASA decidiera posponer la misión hasta ahora para poder preparar uno nuevo y entrenar a la tripulación en su sustitución.

En la plataforma de lanzamiento 39B está ahora el Endeavour, pendiente de que hubiera que lanzar una misión de rescate en el caso de que el Atlantis resultara dañado en el despegue de tal forma que no pudiera volver a la Tierra sin poner en peligro l vida de sus tripulantes, pero obviamente todo el mundo desea que eso no sea necesario.

Por cierto que según se puede leer en STS-125: Pad damaged during launch - Atlantis undergoes inspections la plataforma de lanzamiento ha resultado ligeramente dañada en el despegue, ya que se han desprendido de su sitio entre 25 y 50 pies cuadrdados de un cemento refractario que cubre la cara norte del deflector de llamas principal.

Esto no es nada raro ni especialmente grave en este caso, aunque hay una cierta prisa por repararla, ya que el Endeavour, si todo va bien, despegará de ella en cosa de un mes en la misión STS-127.

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear