Por @Wicho — 18 de Enero de 2017

Algunas piezas como los largueros y larguerillos de las alas de algunos aviones de Boeing miden algo más 30 metros y se fabrican a unos 115 kilómetros de su planta de ensamblado en Everett.

Así que para llevarlas de un lado a otro Boeing recurre a un camión especialmente diseñado para la tarea que consta de una cabeza tractora especialmente baja que ruda bajo la parte frontal de la pieza a transportar, lo que ahorra unos metros en longitud, y de otra cabina también tripulada pero que no tiene frenos ni intermitentes que va bajo la parte trasera. Otro vehículo les sirve de apoyo y viaja detrás, delante, o a su lado según sea necesario.

Los tres conductores, que están en contacto por radio permanentemente, van rotando puestos para no hacer siempre lo mismo.

Los detalles están en Cool view: Get in the driver's seat for delivery of wing parts.

Boeing también transporta fuselajes enteros en tren, aunque en alguna ocasión ha tenido problemillas, o en avión.

De todos modos cualquiera que haya circulado por la A6 de A Coruña a Madrid se habrá cruzado con convoyes similares que llevan componentes de aerogeneradores y que no tienen mucho que envidiar a los de Boeing.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear