Por Nacho Palou — 3 de Agosto de 2015

Mondaine-Helvetica-Limited-1957

Diseñada en 1957 por Max Miedinger, la tipografía Helvética es una de las favoritas de todos los tiempos. Si usas un ordenador Mac (o dispositivo iOS) para acceder a Microsiervos es la tipografía que verás en las cabeceras y títulos de esta página — si usas Windows u otra cosas verás alguna ‘equivalente’ como Arial, o ‘similar-de-palo’, como Verdana.

El caso es que para conmemorar la fecha del nacimiento de la tipografía Helvética —originalmente conocida como Haas Grotesk— el fabricante de relojes Mondaine pondrá al a venta una edición limitada de su smartwatch Helvética — que, como no podía ser de otro modo, utiliza esa tipografía en el texto y los números de la esfera.

Este smartwatch es a simple vista un reloj de pulsera convencional, aunque con conectividad iOS y Android para transferir datos del medidor de actividad física que incluye y el monitorizador de sueño y para configurar las alarmas y otras funciones.

Aunque como smartwatch puede parecer bastante básico, como reloj de pulsera aúna con bastante discreción y estilo lo mejor de los relojes convencionales y de la versatilidad de los relojes inteligentes.

Aunque Mondaine tiene el reloj Helvética en su catálogo de toda la vida, de esta edición limitada sólo se fabricarán 1957 unidades, a unos 800 euros la pieza.

* * *

Tal vez te suene el fabricante de relojes Mondaine porque hace no mucho demandó a Apple por el diseño del icono del reloj de iOS 6, que copiaba el diseño clásico de los relojes de la estaciones de la red de trenes de Suiza, la SBB. Ese diseño de Hans Hilfiker es propiedad de Mondaine desde 1944. El asunto se arregló a golpe de talonario: Apple pagó 21 millones de dólares a Mondaine para ‘licenciar’ el diseño.

Classic Mondaine Railways Clock

De hecho, desde 1986 Mondaine tiene una versión de pulsera con ese diseño de reloj — que también se puede comprar en su versión de pared, para colgar o en formato despertador — que no está mal pero no supera al despertador de Braun.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear