Por @Alvy — 17 de Junio de 2007

K73 nos envió este texto que podría ser una especie de mini-relato improvisado, inspirado tras darse una vuelta por la sección de azar del blog… Me gustó y le pedí permiso para reproducirlo aquí.

Viviendo del casino: un sistema para ganar siempre

Yo sí que soy jugador profesional: de casino. Cada noche, o casi todas, voy al casino. Estoy unas horas y puedo asegurar que nunca he perdido. Es más, puedo asegurar que siempre salgo ganando. Os sorprendería ver la cantidad de jugadores que aseguran tener el sistema infalible y que cada noche se van a casa perdiendo… Pobrecillos. Mi juego preferido es la ruleta americana. Me encanta ver un tapete lleno de fichas: las caras de los demás haciendo fuerza para que salga su número y cuando la bola cae, las caras de dolor, unas pocas de alegría. Yo, impasible; he ganado. Desaparecen las fichas perdedoras, pagan las ganadoras y otra vez a empezar. Y en cada bola, yo gano. Empecé en el juego de casualidad: leí por Internet algo sobre diferentes sistemas como la Martingala, el Victory, la Sagrada… Ninguno me funcionó. Por suerte, no perdí cantidades importantes, y hasta llegue a ganar un par de veces. Pero aunque parezca increíble, sólo ganaba cuando ponía las últimas fichas que quedaban y ya daba por perdidas en números plenos. Todos los sistemas fallaban. Ahora tengo un sistema que nunca falla. Cobro en cada bola, y cuando mayor es el premio de los otros, por norma general también gano más. Soy croupier. Tengo salario y me dan propinas. La mejor manera de vivir del juego sin arriesgar un céntimo y con ganancias aseguradas.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear