Por Economía Digital — 4 de Agosto de 2016

7N9A5725

Por muchas campañas de concienciación y recordatorios en las carreteras, las vías españolas siguen siendo testigos de accidentes de tráfico. Por esta razón, buena parte de la innovación aplicada a la industria del motor en los últimos años tiene como fin reducir al mínimo, desde el punto de vista de la tecnología, los riesgos al volante. 

En este sentido, los sistemas de asistencia a la conducción se han convertido en parte fundamental en la seguridad de los vehículos, especialmente entre los coches de alta gama. Dentro de este segmento, analizamos las novedades de uno de los últimos y más recientes modelos SUV en salir al mercado, el nuevo Audi Q7.

Paquete de asistentes «city»

Pensado para la conducción urbana, este paquete incluye el pre sense city, integrado en su versión básica en el modelo de serie. Este sistema utiliza una cámara en el parabrisas que «ve» hasta 100 metros por delante. El asistente advierte al conductor en el caso de que exista un riesgo de colisión, hasta una velocidad de 85 km/h: primero emite un aviso por vibración y, de ser necesario, aplicará el frenado automático de emergencia.

A una velocidad mayor, las alertas y el acceso a los frenos permiten reducir la fuerza del impacto. Y si la colisión es inevitable, el sistema realiza maniobras de frenado durante el accidente, para evitar que el coche desvíe su trayectoria provocando un segundo accidente.

Otro sistema es el Audi side assist, que ayuda al conductor en los cambios de carril mediante dos sensores de radar traseros. Si detecta un coche en el ángulo muerto o un coche que se acerca a gran velocidad, un led de aviso se enciende en los retrovisores; si el conductor insiste, el led parpadea.

El cross traffic assist está diseñado para evitar colisiones al dar marcha atrás saliendo de un aparcamiento en batería; mentras que el exit warning assist avisa a los pasajeros si es seguro abrir la puerta para baja del vehículo o si por el contrario se aproxima un vehículo por el lateral.

Paquete de asistentes «tour»

La opción más completa de asistencia a través del control de crucero adaptativo (ACC). Este mecanismo mantiene al vehículo a una distancia segura de los vehículos que lo preceden a través de dos sensores de radar frontales. El conductor puede ajustar esta distancia y las dinámicas de control en diferentes grados.

Otra aplicación del ACC es la asistencia en atascos. Cuando el vehículo se mueva a baja velocidad en una cola de vehículos, el sistema ajustará la dirección y seguirá a la fila de vehículos que le preceden. El sistema avisará al conductor cuando se requiera su intervención, caso de curvas cerradas o un aumento elevado de la velocidad.

Finalmente, el asistente de eficiencia predictiva permite establecer una velocidad en la conducción según las condiciones de la carretera: la topografía de la ruta, los límites de velocidad de la vía y el tráfico que hay en ella.

AQ7 E TRON 151009

Paquete de asistencia de aparcamiento

Con la posibilidad de integrarlo en el paquete de asistentes «city», el Audi park assist, facilita enormemente las maniobras de aparcamiento, tanto en línea como en batería. Lo hace a través de doce sensores de ultrasonidos y mediante varias cámaras de 360 grados.

A través del monitor de navegación (MMI) es posible ver distintas perspectivas del entorno cercano al coche, incluyendo una «vista de pájaro», desde lo alto del vehículo, y cámaras de 180 grados en la parte delantera y trasera.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear